lunes, 2 de febrero de 2009

POEMA CIRCULAR

Otra vuelta de tuerca en la elipsis infinita a la que se dedica Ricky, amén de comentar anónimamente desde la Selva Negra, algo tan contradictorio como el mismo Ricardo, revolucionario de las formas y los modos, propone a día de hoy un poema circular, esto es, sin fin ni principio, sin relación alguna con la lógica de quienes horarios, metas, productividad, de aquellos que no entienden que un poema es y su contrario, que es posible entender poesia como un medio y no un fin en sí mismo, que las posibilidades del texto escrito no se detienen en el punto y final, que el autor de un poema es quien lo lee y no quien junta palabras.
Ricky me envió ayer este poema circular que es posible leerlo de arriba a abajo, de abajo a arriba, comenzando al azar por cualquier verso, y no pierde sentido más que el que el propio lector quiera darle

Te abriré en dos
y los océanos aparte,
sentenciaré
el arte del silencio,
tenerte miedo
a los ojos puñales,
si gasto miradas
en mirarte
en la mirilla del tiempo,
que suena a dulces septiembres
a orillas del mar ausencia,
ausencia
en versos vagabundos,
hasta el adiós de un romance
ser solsticio,
tocar los días
de las hojas muertas,
sugiero,
hasta un adiós embudo
a silbidos de acíbar, verte eclipse.

1 comentario:

E.P dijo...

sehr schön!