viernes, 29 de agosto de 2014

AQUÍ ESTAMOS

En la facultad de periodismo (cursé varias asignaturas sueltas mientras estudiaba Historia) hacíamos un ejercicio que consistía en predecir noticias. El objetivo era identificar esas noticias que se repiten cada año (tienen un nombre que ahora no recuerdo) para tenerlas listas cuando llegase el caso. El verano es un momento muy propicio para estas noticias (en serio, cómo se llaman?) los incendios, las vacaciones de los ministros, los atascos en las carreteras que van a la playa...mi entrada anual quejándome de las vacaciones en el pueblito, mis ingeniosos e irrefutables argumentos en contra de vivir en un pueblito, serían una de esas constantes, de ahí que, esta vez, no haya entrada de esas, ahora bien te remito a las de años pasados porque mi postura sigue siendo la misma. La misma exactamente no porque ahora mismo he vuelto con un terrible dolor de espalda fruto, sin duda, de que cada vez hay un año más que aguantar.
Por desgracia, otra de esas noticias recurrentes en los últimos veranos son las que hacen referencia a los cotidianos bombardeos de Israel sobre Gaza, 1oque lejos de ser  un error estratégico no son más que la forma que tiene el gobierno israelí y Hamas de perpetuar sus posiciones, no en vano, ayer mismo tanto el primer ministro Netanyahu como uno de los líderes de Hamas se manifestaban apuntándonse la victoria sobre las ruínas de los habitantes de la Franja. Y ambos tienen razón. Los bombardeos fortalecen a Hamas que se presenta como víctima ante el pueblo que es destruido por su ceguera política mientras el gobierno israelí se presenta como protector y garante de una seguridad que es insegura debido a sus propias políticas (recuerda esta misma primavera las manifestaciones en Jerusalén contra los recortes económicos de este mismo gobierno ahora victorioso) Ambos, Hamas y el gobierno ultra de Israel son los mismos en diferentes bandos a la espera de los bárbaros que profetizaba Kavafis.
Noticias rutinarias de verano que mantienen el gustillo por la rutina del resto del año, rutina que ya la semana que viene vuelve, entradas del blog incluídas, en las que te contaré sobre Expoesía, que estuvo bastante bien, y merece fotos y comentarios propios.
He estado leyendo este verano pero no he escrito nda, como era previsible, luego la novela deberá ser retomada con fuerza si quiero que a finales de año pueda empezar a corregir. Volví a correr, también, unos 5 kilómetros al día (no te emociones, la mitad era cuesta abajo y la otra mitad en un suave llano) pero, mira, adelgazé unos kilos que ya he vuelto a recuperar a base de grasas saturadas sabor a limón.
Echaba de menos esta rutina de escribirte y contarte, como echo de menos comenzar las clases, más que  nada para organizarme de nuevo, en un nuevo centro, con nuevos alumnos, y nuevos compañeros, (a esto sí que no me acostumbro) y poder organizar a Nicolás también que está completamente asalvajado (otra de esas cosas de los pueblos) y mañana tengo previsto llevarle al Arqueológico a ver si se me duerme un poco con la clase de Historia. (ahórrate el chiste)
Mañana justo que comienza el mundial de basket. Acuérdate que el de fútbol me llevó a tener que leer comentarios fascistoides por parte de algunos alumnos, ahora podré comentar en twitter sin sentirme un facha por animar a España, sabiendo, además, que las victorias no conllevarán riadas de estúpidos por las calles gritando que son españoles, que ya bastante vergüenza eso de la Marca España (ahora se han inventado una nueva forma de elegir alcaldes, ya comentaremos también)
Pues eso, que nos ponemos en marcha de nuevo
aquí estamos
para lo que quieras




miércoles, 6 de agosto de 2014

SIETE AÑOS, UN MARTES Y UN SEPTIEMBRE EN EXPOESÍA 2014

Un breve inciso, y sin qe sirva de precedente que seguimos de vacaciones, pero es que este viernes 8 de agosto presento "Siete años, un martes y un septiembre" en Expoesía, la Feria del Libro de Poesía que se celebra cada año, y ya van siete, en Soria. En esta edición además no sólo coincide que siete años de Expoesía sino que está dedicada a los Poetas Malditos y sabes que he citado en numerosas ocasiones a Leopoldo María Panero y su célebre un escritor debe ser un escritor maldito, lo demás son mecanógrafos, o algo así decía, ya sabes lo loco que estaba, y me resulta todo un honor que los responsables de Ibercosas, una de las librerías de referncia en Soria hayan querido invitarme en esta edición en la que se mencionará a autores a los que admiro profundamente como el propio Panero, Miguel Labordeta, Javier Egea o Eduardo Haro Ibars. Los de Ibercosas han invitado también, apostando por autores noveles, a Elvira Sastre a la que también admiro y que te he recomendado en varias ocasiones, así que imagina, tenía que contártelo. A la vuelta te cuento algo más y cuelgo algunas fotillos y por si puedes pasarte aunque ya imagino que Soria igual no te pilla demasiado bien de cualquier destino vacacional en el que te encuentres, será el viernes, a las 13.00 horas en la Alameda de Cervantes.
El cartel es espectacular y rememora a otro poeta maldito



Pues eso era.

nada más

sigue bien

viernes, 18 de julio de 2014

CERRADO POR VACACIONES

Como es habitual llegados estos días nos tomamos unas semanas de vacaciones para volver con más fuerza y más ganas. Este año hemos estado pelín ocupadillos, Nicolás se va haciendo mayor, las responsabilidades para un irresponsable como yo se van haciendo más insoportables y menos eludibles, y eso se ha visto reflejado en menos entradas este año, hasta el punto de que la semana que viene aún sin estar de vacaciones oficiales ya tengo que abandonar el blog por un tiempo, como siempre, eso sí, os emplazo a septiembre y a no perder las novedades de los enlaces aquí a la derecha. Volveremos con novedades, más reflexiones sobre la novela, un poco de política, de mis conflictos estudiantiles, de esas cosas que te escribo, y con nuevos amigos.

como siempre The Blues Brothers para amenizar la espera




miércoles, 16 de julio de 2014

PERO CÓMO SE ESCRIBE UNA NOVELA???? (I)

He empezado a escribir una novela. Claro, insistes tanto!!! Debe ser que ya te cansan los relatos cortos (con todo sigo moviendo mi manuscrito a ver si hay suerte de nuevo) Ya sé que escribir una novela es un trabajo de oficina, que necesito regularidad y que no la tengo, que necesito constancia y lo inconstante que soy, pero, he empezado a escribir una novela. Después de todo ya tengo muy estructurado el guión, los personajes los conozco bien, la trama me la sé, el escenario me resulta muy familiar, en fin, sólo tengo que ponerme a escribir porque llevo años tomando notas y contándote y que no me pongo, pues ya está. Tengo previsto que a finales de año pueda ponerme a corregirla o sea que en cinco meses pretendo escribir una novela. Qué quieres, soy un temerario, y eso que no tengo ni idea de escribir una novela. Hay quien me pregunta, pero cómo? No se trata de ponerse a escribir de seguido y si salen más de cien páginas ya es una novela? Pues es verdad, imagino que Dan Brown o alguno de esos imbéciles que a veces te da por leer se pondrán a escribir y lo que salga, si total, la mayoría de los lectores tampoco dan para mucho más, pero qué quieres, soy un escritor de los pedantes, de los incapaces de ponerse a escribri y ya, fíjate que en lugar de ponerme estoy aquí contándote lo que pienso hacer y no hago, y antes he estado buscando canciones chulas para acompañar la entrada y después me tomaré un café o algo o leeré el periódico o me pondré a jugar con Nicolás, así que imagínate en qué va acabar la novela, es que me falta disciplina. Ah, pero qué hace falta disciplina para ponerse a escribir? Yo pensé que eso sale, que tampoco hace falta pensar mucho, s esupone que te pones y...claro, claro, ya, ya.
Total que ahora estoy leyendo muchas cosas,  a Teresa Pamiés, ya sabes, si voy a contar una historia larga qué mejor que cuando estabas con el doctorado, y un poco de Paul Auster y para los diálogos ese del pelo largo que se suicidó, y Neumann y Dylan, Virginia Wolf que tengo algún personaje femenino, un poco de Boom latinoamericano por las formas, Benedetti, Cortázar...y después de leer un montón tendré que leer un poco más y escribir un borrador, romperlo desesperadamente, entrar en alguna especie de vacío creativo que se pase escribiéndote algún poema absurdo, beber alcohol como para quemar toda la baja Sajonia, ponerme a escribir de nuevo y
Bueno, que he empezado a escribir una novela, o la empezaré mañana

ya te cuento


viernes, 11 de julio de 2014

PRESENTACIÓN DE URBAN CREATIVITY EXPERIENCE

Arcadi y Daniela Poch acaban de publicar "Urban Creativity Experience" una reflexión sobre el arte Urbano desde la perspectiva de la reivindicación del espacio público para un uso colectivo. más que recomendable como ya te imaginas. Hoy, viernes 11 de julio, vienen a Madrid para presentárnoslo y estarán sobre las 8 en Swinton &Grant, en Miguel servet, 21, por Embajadores, ya sabes, para charlar con nosotros y de paso con el artista urbano Inocuo, con Javier Abarca, profesor universitario y experto en arte urbano, y con nuestro Guillermo de la Madrid a quíen conoces por escritoenlapared, por MSAP y porque es uno de los grandes amigos de A veces llueve. Todos ellos nos harán pasar un  buen rato así que ya tienes que tener una enorme excusa para no asistir. Y si hoy no puedes, mañana sábado lo mismo  pero a las diez, para luego tomarnos algo por esos bares que ya te imaginas.

ya lo sabes

buen finde y eso.

miércoles, 9 de julio de 2014

¿Sabes ese escalofrío
cuando tocas la piel de un melocotón?
Es el mismo que siento cuando te escribo
y releo
y tengo que tachar para que no resulte
que te echo de menos,
que extraño cuando los idiotas eran otros
cuando hacer como que sí
se nos daba mejor que este como que ya no
cuando eras más parecida a la mujer
para la que escribo
que la que lee finalmente
cuando creías que era el hombre con el que soñabas
pese a la evidencia irrefutable del otro lado de la cama
al despertar
Y a base de tachar palabras te he escrito un poema
de los de frases asépticas y dóciles
de los que van perdiendo las vocales
las bocas
las ganas
las consonantes de las cosas que les pasan a los demás
como otra forma de acostumbrarnos



viernes, 4 de julio de 2014


Te recuerdo asomada al puente de piedra, señalando los dibujos que el sol hace en las rocas, gritando, porque el sonido del agua chocaba en los pilares muy fuerte, algo sobre si los peces cambian de color según el caudal, dejándote llevar por el vuelo de una libélula, tan vestido corto y coletas, las bicis tiradas a un lado, nuestras sombras como dos signos de admiración temblando en el agua. Alargué la mano para que mi sombra no se hundiera cuando la tuya desapareciera. "¿Sabes por qué me gusta el agua?" Dijiste. "Porque es el único elemento que no se puede moldear. Porque es libre. Porque se escurre. Porque aunque intentes ponerle barreras se desborda si se le antoja. Porque aunque se evapore luego vuelve, y se filtra, y salpica. No puedes cogerla con las manos. Incluso cuando crees que has atrapado un poco y la bebes, en realidad es ella quien entra dentro de ti. Y a veces te atraganta. Y cuando te atragantas puedes beber un poco más y se te pasa." "Bueno, puedes congelarla." Ya sabes, yo siempre tan pragmático. "El hielo es un estado de ánimo." Sentencias. "Es el agua esperando a que dejes de mirar para volver a escaparse. ¿No te das cuenta de que cuando pones un cubito de hielo en tu bebida y dejas pasar un ratito ya no está?" "Bueno, eso tiene un nombre." "Se llama verano." Dices asintiendo. "Estás completamente loca, lo sabes, verdad?" Y vuelves al río y desvío la mirada a nuestras sombras que siguen alargándose indefinidamente en paralelo y cuando me quiero dar cuenta la tuya ya ha desaparecido y desde el otro lado del puente me gritas: "Vienes o qué?" Y siempre tendré la impresión de que me quedé en el lado equivocado del puente.

-Vale que tengo mala memoria pero, estás seguro de que yo dije todo eso?- Pregunta desde el otro lado de la mesa en donde al final del vaso de tubo un charquito en el que se ha ido convirtiendo el tiempo que ha tardado en contarme de los niños y de ese trabajo que le quita más tiempo del que le gustaría, de su fantástico marido que trabaja por aquí cerca y por eso nos hemos encontrado, esas cosas que pasan en esta ciudad de seis millones de habitantes y distancias que se miden en años.

-Bueno, puede que sea una traducción a mi idioma.- Confieso- Pero más o menos fue así, no?

-No es que sea tu idioma es que es tu mundo.


y ya sabes, es probable que tampoco dijese eso exactamente pero tú me entiendes.