martes, 27 de enero de 2015

#TeVI

Desde el pasado lunes 26 puedes pasar por la estación de metro de Legazpi, en Madrid, y encontrarte con un mensaje inesperado. Isa y Raquel, las chicas de La Galería de Magdalena, han realizado una marvillosa intervención en donde las paredes de la estación se han convertido en una improvisada pizarra aprovechada por aquellos que han querido dejar mensajes a los usuarios de metro. A través de la cuenta de twitter de la Galería todo aquel que quisiera podía dejar un mensaje con el hastag #TeVí. Las chicas han seleccionado algunas de ellas para darle a la estación este aspecto tan original. Entre las frases seleccionadas una mía con lo que además de agradecer me siento partícipe de la obra.
Todo es iniciativa del colectivo MASP, buenos amigos de A veces llueve, que mediante su proyecto Linea Zero pretenden recuperar el espacio público, arrebatándolo a la publicidad, para que podamos darle un nuevo uso común, de todos, artístico.
Puedes encontrar fotos en la web de La Galería de Magdalena y en su istagram, no me atrevo a publicarlas aquí por eso de los derechos, y porque así te pasas por su web que está muy chula. A ver si me voy y hago fotos yo mismo. Aún puedes participar enviando una frase con el hastag #TeVí, y si estás en Madrid no dudes en ir por la estación de Legazpi y disfrutar.
La música, claro, Fito


martes, 20 de enero de 2015

APRENDIENDO A LEER

Nicolás está aprendiendo a leer. Es un proceso muy bonito que por esas cosas de la mente olvidamos al mecanizarlo. y es una pena porque si recordásemos cómo aprendimos a leer, seguro, disfrutábamos más leyendo. Me gusta sorprenderme con él cuando consigue enlazar varias sílabas seguidas. Me gusta verle cómo sonríe cuando lee una palabra completa, aunque no entienda el significado. Mari es pedagoga y trabaja mucho con él a través de juegos. Los fines de semana leemos el libro que le prestan en el colegio y pregunta qué pone aquí y repite la palabra como para no olvidarla. Imagina.
El otro día leíamos la palabra muñeco. Nicolás se trababa en la primera sílaba. Mi, decía. O Ma. O Me. Incluso Pa, ya puestos a probar. Consiguió superar la frustración a base de patatas fritas y bebidas refrescrantes...y yo dándole vueltas, ya sabes...
No será que en la mayoría de los casos leer es adivinar lo que pone? y si nos estamos limitando a probar sílabas hasta que las palabras que leemos dicen lo que queremos leer? Y si realmente no estamos entendiendo nada y cuando decimos aquí dice dice cualquier otra cosa que nunca entenderemos, que nunca leeremos, porque nos hemos equivocado al pensar que leer es juntar letras, es juntar palabras.
Fijate que ya puestos el método es bastante lógico: identificar las letras, identificar las sílabas, identificar las palabras, ahora bien, dime, realmente cuántos conoces que se han quedado ahí. Claro que ahora viene tener paciencia, Nicolás no es capaz aún de leer más allá de palabras muy sencillas y bien pensado ya se equipara al 90% de los lectores de nuestro país con lo que....




jueves, 8 de enero de 2015

Hace un par de años le hubiera pedido que se viniera a vivir conmigo. El martes me conformé con pedirle un café, largo, en vaso, como siempre, mientras ella aprovechaba para ir al baño y a mí se me hacía eterna la espera. La vida es eterna en cinco minutos, querida Amanda, me dice a la vuelta colocando las manos, frías de enero, en el vaso para calentarlas. Eso sí, se sienta a mi lado, lo que es un detalle, porque puedo poner la mía en su muslo mientras me cuenta y le cuento y a veces nos miramos, así, como se miran los recuerdos o los cuadros de los museos, sólo un ratito y ya. Está de paso. Por papeleos. Se va a casar con otro. Casarse con otro es lo habitual, sabes? Tiene el día sarcástico. Los dos sabemos que deja los insomnios para llorar. Aunque últimamente la noto más feliz, o al menos algo cercano a eso. Casarse con uno mismo es más de escritores ególatras de medio pelo. Y toca el mío. En la última foto lo llevabas largo. Entre el pelo corto y que dice que con gafas parezco más viejo y el Trinaranjus de limón me hace sentir...así que hablamos de libros y de películas y reímos como si nada y nos miramos como si todo. Está metida en un proyecto colectivo para publicar un libro sobre la relación entre pintura y literatura de finales de siglo XX y tiene que volver justo al día siguiente, vía Londres, para entrevistarse con no sé qué pope de la industria museística y la palabra industria le queda fatal a sus labios. Es una forma de aceptar la derrota, admite. Tú mismo sabes que la Literatura también es un negocio. Incluso los matrimonios, le sugiero. Y no contesta supongo que por no abofetearme en público. Él al menos se ha atrevido a pedírmelo, dice mirando fijamente los posos del café, intentando adivinar...Te casas con él porque yo no te lo pedí? Me caso con él porque le quiero...más que a ti. pero sí, supongo que también es un negocio. Le pedí disculpas que no hacían falta según ella. Seguimos al menos media hora más. La facultad, los viajes que hicimos, los que aún están pendientes, los amigos que hace años. Se nos hizo tarde para cualquier cosa que no fuera volver a nuestras vidas pero aún aceptó llevarme en coche y así poder reprocharme porque sigo sin permiso de conducir, porque parezco un burgués con chófer. Nos despedimos en el portal de mi casa no sin antes haberle preguntado si quería subir. Sí, sí quiero, por eso no voy a subir. Respondió. A veces el tiempo es eso que se nos queda en los labios sin atrevernos a pronunciar, que va formando surcos, que va generando un espacio tal que nos permite hablar sin necesidad de palabras. El beso si fue de los de antes, de los de siempre me escribió esa misma noche desde la casa de su madre. Cada vez que quedo contigo tengo diecisiete años, terminaba su e-mail que ahora mismo releo y borro para no volver a releer.












lunes, 5 de enero de 2015

QUIERO DESPERTARME

Quiero desperterame, grita Nicolás desde su habitación, lo que implica que ya está despierto y aún así se ratifica. Lo habitual es que se levante solo y asalte nuestra cama, pero esta mañana Quiero despertarme, y acudo desde mi cuarto, Mari hoy trabaja, y decidimos levantarnos aunque es más decisión suya que mía, yo siempre más derrotista en estos casos. Sin embargo me da por pensar que Quiero despertarme es una de las mejores frases para gritar despierto, más aún si se trata de un principio de año que siempre vienen acompañados de buenas intenciones e, imagina, ya puestos, que éste nos da por despertar-nos y...

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Todo el viaje con tu sabor aún en mis labios, leyendo de otros; que Bagdad, que un tifón en Indochina, que los resultados deportivos, y tu sabor en mi labios justo en ese momento que paradójicamente consiste en tener los labios cerrados, concentrado en el diario, haciendo como que pronuncias sin pronunciar, buscando la b, la p, la d porque también labios y dientes y lenguas, como en un beso en silencio, como si todavía. Porque tu sabor en mis labios, y tu olor en mi ropa, en las manos que acerco sin necesidad al rostro solo para notar tu olor y hago como que soplo lás páginas, en ese gesto tan antiguo, casi tan antiguo como un beso, como tu sabor en mis labios que ahora quiero recordar de nuevo con los ojos cerrados, con las manos que se tiñen un poco por la tinta del periódico, las manos que antes en tu pelo, en tu cintura, buscando, con tu sabor en mis labios que casi creo que si abro de nuevo los ojos...
pero no.


viernes, 31 de octubre de 2014

LOS DISCOS DE MI HERMANO: REVISITED INTERFERENCIAS. LA NAVE ROSETTA

Uno de los discos de mi hermano era un sencillo de Radio Futura en el que en la cara A estaba Divina (la genial versión de Ballrooms of Mars que escribieron para Alaska) y en la B un tema que no se incluía en ese primer álbum "Música Moderna" llamado Interferencias, de hecho creo que no lo llegaron a incluir en ningún otro porque ese fué el único álbum de los Futura con Herminio Molero. Empezaba así

conozco la Física muy bien y sé qué hay cosas que se atraen y otras no
 algunas se rozan al pasar y otras dan vueltas todo el tiempo alrededor...

Molaría que nos explicaran así las Ciencias, verdad? o incluso las relaciones personales...se evitarían muchos mal entendidos.
Me acordaba por eso de la nave Rosetta que hemos enviado para que se acople a no sé qué cometa así como sin darle importancia, como sin querer, como para que no se dé cuenta, o mejor, como para que cuando se dé cuenta ya se haya acostumbrado y no quiera desprenderse de ella. Ahora mismo ya no sé si hablo de Ciencias o de...

 porque me acordaba también de Táctica y Estrategia (cuántas veces hemos utilizado eso de...)

...mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
por fin me necesites

Hay veces que te pasas la vida buscando lo que tienes a tu lado y otros en los que los fantasmas de debajo de la cama son una nave Rosetta que alguien envió por si...








viernes, 17 de octubre de 2014

LA CHICA DE AYER

Veíamos un capítulo de El pequeño reino de Ben y Holly, sí, últimamente las series que veo son un poco...ya sabes. En el capítulo, Ben y Holly viajan a la Luna y allí dan enormes saltos con facilidad hasta llegar a (hasta dónde saltamos si ya estamos en la Luna, mi amor?) hasta llegar a donde sea. Nicolás, entonces, pregunta por qué esos saltos y si él en la Luna podría saltar así. Mari le dice que es porque no hay gravedad, lo que se me antoja un error, porque soy así de listillo, que no lo va a entender, que la Luna es mágica estaba empezando a decir yo, aunque Nicolás vuelve a preguntar (está en esa fase. Qué tontos nos volvemos cuando crecemos y pensamos que ya no son necesarias las preguntas! Que es una fase. Una fase infantil. En fin) Y Mari le explica, genial, que la gravedad es un abrazo muy fuerte que hace la Tierra para que no salgamos volando y que la Luna no abraza tan fuerte y que por eso Ben y Holly. Eso sí, la Luna tampoco quiere que se vayan del todo, sólo que abraza y te suelta en seguida. No creo que Nicolás lo entendiese pese a los ejemplos prácticos, acompañados de besos, que Mari. Y yo, dándole vueltas, igual la gravedad es menos grave de lo que nos imaginamos si besos y abrazos aún sabiendo que, a veces, es causante de esos trompazos que nos damos en la Tierra por creernos en la Luna.
Llegaba a Moncloa el otro día, el martes me parece, a eso de las tantas porque esta semana reuniones varias y rollos de esos que hacen que este trabajo maravilloso parezca, y allí me encuentro a los chicos de Piso 12 tocando en directo "La chica de ayer". Me quedé hasta que terminaron la canción. La mayoría pasaba frente a ellos sin apenas fijarse o con un mínimo grado de curiosidad salvo un tipo que les escuchaba sentado en el suelo y yo que me quedé como si el abrazo de la Tierra fuera un poco más fuerte del habitual, "...demasiado tarde para comprender..." que en la Luna los saltos no pueden ser temporales por más que yo ya me hubiera ido a los 16 y tú sigas siendo la misma chica de entonces que abraza y suelta y trompazo de nuevo.