viernes, 18 de julio de 2014

CERRADO POR VACACIONES

Como es habitual llegados estos días nos tomamos unas semanas de vacaciones para volver con más fuerza y más ganas. Este año hemos estado pelín ocupadillos, Nicolás se va haciendo mayor, las responsabilidades para un irresponsable como yo se van haciendo más insoportables y menos eludibles, y eso se ha visto reflejado en menos entradas este año, hasta el punto de que la semana que viene aún sin estar de vacaciones oficiales ya tengo que abandonar el blog por un tiempo, como siempre, eso sí, os emplazo a septiembre y a no perder las novedades de los enlaces aquí a la derecha. Volveremos con novedades, más reflexiones sobre la novela, un poco de política, de mis conflictos estudiantiles, de esas cosas que te escribo, y con nuevos amigos.

como siempre The Blues Brothers para amenizar la espera




miércoles, 16 de julio de 2014

PERO CÓMO SE ESCRIBE UNA NOVELA???? (I)

He empezado a escribir una novela. Claro, insistes tanto!!! Debe ser que ya te cansan los relatos cortos (con todo sigo moviendo mi manuscrito a ver si hay suerte de nuevo) Ya sé que escribir una novela es un trabajo de oficina, que necesito regularidad y que no la tengo, que necesito constancia y lo inconstante que soy, pero, he empezado a escribir una novela. Después de todo ya tengo muy estructurado el guión, los personajes los conozco bien, la trama me la sé, el escenario me resulta muy familiar, en fin, sólo tengo que ponerme a escribir porque llevo años tomando notas y contándote y que no me pongo, pues ya está. Tengo previsto que a finales de año pueda ponerme a corregirla o sea que en cinco meses pretendo escribir una novela. Qué quieres, soy un temerario, y eso que no tengo ni idea de escribir una novela. Hay quien me pregunta, pero cómo? No se trata de ponerse a escribir de seguido y si salen más de cien páginas ya es una novela? Pues es verdad, imagino que Dan Brown o alguno de esos imbéciles que a veces te da por leer se pondrán a escribir y lo que salga, si total, la mayoría de los lectores tampoco dan para mucho más, pero qué quieres, soy un escritor de los pedantes, de los incapaces de ponerse a escribri y ya, fíjate que en lugar de ponerme estoy aquí contándote lo que pienso hacer y no hago, y antes he estado buscando canciones chulas para acompañar la entrada y después me tomaré un café o algo o leeré el periódico o me pondré a jugar con Nicolás, así que imagínate en qué va acabar la novela, es que me falta disciplina. Ah, pero qué hace falta disciplina para ponerse a escribir? Yo pensé que eso sale, que tampoco hace falta pensar mucho, s esupone que te pones y...claro, claro, ya, ya.
Total que ahora estoy leyendo muchas cosas,  a Teresa Pamiés, ya sabes, si voy a contar una historia larga qué mejor que cuando estabas con el doctorado, y un poco de Paul Auster y para los diálogos ese del pelo largo que se suicidó, y Neumann y Dylan, Virginia Wolf que tengo algún personaje femenino, un poco de Boom latinoamericano por las formas, Benedetti, Cortázar...y después de leer un montón tendré que leer un poco más y escribir un borrador, romperlo desesperadamente, entrar en alguna especie de vacío creativo que se pase escribiéndote algún poema absurdo, beber alcohol como para quemar toda la baja Sajonia, ponerme a escribir de nuevo y
Bueno, que he empezado a escribir una novela, o la empezaré mañana

ya te cuento


viernes, 11 de julio de 2014

PRESENTACIÓN DE URBAN CREATIVITY EXPERIENCE

Arcadi y Daniela Poch acaban de publicar "Urban Creativity Experience" una reflexión sobre el arte Urbano desde la perspectiva de la reivindicación del espacio público para un uso colectivo. más que recomendable como ya te imaginas. Hoy, viernes 11 de julio, vienen a Madrid para presentárnoslo y estarán sobre las 8 en Swinton &Grant, en Miguel servet, 21, por Embajadores, ya sabes, para charlar con nosotros y de paso con el artista urbano Inocuo, con Javier Abarca, profesor universitario y experto en arte urbano, y con nuestro Guillermo de la Madrid a quíen conoces por escritoenlapared, por MSAP y porque es uno de los grandes amigos de A veces llueve. Todos ellos nos harán pasar un  buen rato así que ya tienes que tener una enorme excusa para no asistir. Y si hoy no puedes, mañana sábado lo mismo  pero a las diez, para luego tomarnos algo por esos bares que ya te imaginas.

ya lo sabes

buen finde y eso.

miércoles, 9 de julio de 2014

¿Sabes ese escalofrío
cuando tocas la piel de un melocotón?
Es el mismo que siento cuando te escribo
y releo
y tengo que tachar para que no resulte
que te echo de menos,
que extraño cuando los idiotas eran otros
cuando hacer como que sí
se nos daba mejor que este como que ya no
cuando eras más parecida a la mujer
para la que escribo
que la que lee finalmente
cuando creías que era el hombre con el que soñabas
pese a la evidencia irrefutable del otro lado de la cama
al despertar
Y a base de tachar palabras te he escrito un poema
de los de frases asépticas y dóciles
de los que van perdiendo las vocales
las bocas
las ganas
las consonantes de las cosas que les pasan a los demás
como otra forma de acostumbrarnos



viernes, 4 de julio de 2014


Te recuerdo asomada al puente de piedra, señalando los dibujos que el sol hace en las rocas, gritando, porque el sonido del agua chocaba en los pilares muy fuerte, algo sobre si los peces cambian de color según el caudal, dejándote llevar por el vuelo de una libélula, tan vestido corto y coletas, las bicis tiradas a un lado, nuestras sombras como dos signos de admiración temblando en el agua. Alargué la mano para que mi sombra no se hundiera cuando la tuya desapareciera. "¿Sabes por qué me gusta el agua?" Dijiste. "Porque es el único elemento que no se puede moldear. Porque es libre. Porque se escurre. Porque aunque intentes ponerle barreras se desborda si se le antoja. Porque aunque se evapore luego vuelve, y se filtra, y salpica. No puedes cogerla con las manos. Incluso cuando crees que has atrapado un poco y la bebes, en realidad es ella quien entra dentro de ti. Y a veces te atraganta. Y cuando te atragantas puedes beber un poco más y se te pasa." "Bueno, puedes congelarla." Ya sabes, yo siempre tan pragmático. "El hielo es un estado de ánimo." Sentencias. "Es el agua esperando a que dejes de mirar para volver a escaparse. ¿No te das cuenta de que cuando pones un cubito de hielo en tu bebida y dejas pasar un ratito ya no está?" "Bueno, eso tiene un nombre." "Se llama verano." Dices asintiendo. "Estás completamente loca, lo sabes, verdad?" Y vuelves al río y desvío la mirada a nuestras sombras que siguen alargándose indefinidamente en paralelo y cuando me quiero dar cuenta la tuya ya ha desaparecido y desde el otro lado del puente me gritas: "Vienes o qué?" Y siempre tendré la impresión de que me quedé en el lado equivocado del puente.

-Vale que tengo mala memoria pero, estás seguro de que yo dije todo eso?- Pregunta desde el otro lado de la mesa en donde al final del vaso de tubo un charquito en el que se ha ido convirtiendo el tiempo que ha tardado en contarme de los niños y de ese trabajo que le quita más tiempo del que le gustaría, de su fantástico marido que trabaja por aquí cerca y por eso nos hemos encontrado, esas cosas que pasan en esta ciudad de seis millones de habitantes y distancias que se miden en años.

-Bueno, puede que sea una traducción a mi idioma.- Confieso- Pero más o menos fue así, no?

-No es que sea tu idioma es que es tu mundo.


y ya sabes, es probable que tampoco dijese eso exactamente pero tú me entiendes.









martes, 1 de julio de 2014

QUIÉN ES QUIÉN EN EL METRO DE MADRID

Francisco Javier Herranz, Fran, es un historiador español afincado en Manchester, eso del éxodo de intelectuales que favorece este estúpido gobierno nuestro con sus estúpidas políticas. Colaborador habitual de The Northen, un semanario británico, y de Madrid Histórico, revista bimensual sobre historia madrileña, acaba de publicar un par de libros, así de una tacada. El primero recopila sus colaboraciones en The Northern sobre personajes o acontecimientos históricos relacionados con la ciudad de Manchester, el segundo es un conjunto de amenas biografías sobre quienes dan nombre a las estaciones de metro de Madrid. Con el poco vistoso nombre de "Quién es quién en el metro de Madrid" (PR-Ediciones, 2014) Fran nos presenta hasta sesenta y tres personajes cuyos nombres aparecen en las estaciones de metro madrileñas y que, seguro, en ocasiones te has preguntado por qué son relevantes como para nombrar justo esa estación que para nosotros tiene otros muchos significados. Con un discurso ameno y fácilmente comprensible, Fran nos encuadra un contexto social, político, económico, en el que enmarcar a cada personaje, todo muy didáctico, no en vano Fran también es profesor aunque no ejerza como tal. De hecho, conocí a Fran porque tuvo la mala suerte de que las prácticas que realizó mientras se sacaba el título de profe se las dirigí yo, con lo que imagínate lo que aprendería de esta profesión.
Por si aún no te hubiera convencido de la absoluta necesidad que tienes por comprar este magnífico libro puedo añadir que tengo la enorme suerte de colaborar en él mediante lo que Fran ha llamado prólogo aunque en realidad es una de esas cosas que escribo. Fran me pidió algo relacionado con el metro (por alguna extraña razón que se me escapa cree que hay una curiosa relación entre el metro y lo que escribo) y "que sea my tuyo" Algo de un par de páginas no más que sirviera de introducción y así hice. A Fran le ha gustado y si te compras el libro puedes ver cómo ha quedado y me cuentas si a ti también, y ya de paso me cuentas del libro de Fran que está bastante bien.

Puede comprarlo aquí

lunes, 23 de junio de 2014

ESCRIBAMOS ALGO JUNTOS VII

 Bueno, pues así queda esta séptima composición que, pese a las dificultades, realmente era difícil, incluso para luego construir, ha quedado tan grande como las anteriores, y no me refiero solo a la extensión.
Esta vez no hemos podido batir el record pero hasta 7 amigos de A veces... enviasteis un trocito para este todo. Ricky y Vibi LeFleu que no se han perdido ni una sola de las convocatorias, Edu y Ramón Freixenet, habituales siempre, enviaron sus textos con la inmediatez de quienes gustan de las complicaciones. Edu García pese a los apuros de los exámenes finales, o tal vez por eso, también quiso aportar su texto, que esta vez es el inicio, y la participación por primera vez, y espero que no por última, de Amaya, que escribió un collage para que escogiera y escogí todo, y de Óscar Sotillos (sí, ese Óscar Sotillos, imagina lo que estoy presumiendo) que, evidente, aporta las imágenes más poéticamente visuales, lo que supone todo un honor, y en definitiva este texto lleno de esperanzas de las que se saben imposibles, de noche oscura y cama vacía, de recuerdos de los que vuelven no como fantasmas amenazadores sino como sonrisas de medianoche, sonrisas tristes, si es que eso existe, pero sonrisas.

Ya te anticipo que hay truco. Esta vez, reconozco la dificultad de mi texto y aún así habéis estado más que a la altura, pero he tenido que tirar de conjunciones para enlazar en algún caso. No rompen vuestros textos, más bien los unen y queda tal que así






 Nuestra perdición iluminada por la luz de las farolas. Tras esas cortinas desgastadas, nostalgia y rencor. Sobre la mesilla un vaso vacío y un libro que no me atrevo a tocar. Entre esas sábanas, los restos de tu aroma.  Debería olvidar pero no sé si puedo, no sé si quiero. Esta noche solo el silencio responde. Te acercas a mí como viene el sueño, sin darme cuenta y desposeyéndome de mi conciencia para volver a percibir tu olor de nuevo, volver a descubrir tu latido desbocado, volver a llorarte como novedad y no como clemencia, y ya saberte. Es el nerviosismo que surge al pensar que escuchas mi mente que como eco retumba en tu cabeza. Una sirena que canta a este Ulises: ven, ven, ven. 
Y si al venir te quieres ir lo entenderé. Que si al quebrar los relatos amenos que escribíamos para las estrellas se convirtieron en algo insípido para ti lo entenderé. Porque fuimos pero no somos. Y el mundo, por más que te fuerce a creerlo, no ha dejado de girar ni un solo segundo. Entonces, nos alejamos del dolor en una cremallera ardiendo incapaces de saber si cierra o abre el paisaje de la herida. Y el paisaje nunca vuelve por más que tomemos instantáneas desde la ventana, de que lo grabemos arcaicamente en palabras, de que nos bajemos en alguna estación sin nombre y fundemos una familia, un imperio o unas ruinas en tardes de Cézanne y ceniza, de primavera y ardillas pasándote por encima de los tobillos. 
Te acercas a mí como un río negro, caminando entre sombras por el bosque del recuerdo. Se escurre de tus ojos un apóstrofe y yo, como siempre, disfrazado de metáfora. Por eso vuelve. Rápido. Como vuelve el día. Como llegan las sorpresas. Fíjate que digo vuelve y no regresa. Porque sé que no regresarías. Porque sé que regresar supone dar pasos en sentido contrario. Y no es que sea imposible, es que no es deseable. O mejor no vuelvas... ven. Despacio. Como viene el sueño. Como se van los miedos. Fíjate que digo ven y no vuelve. Porque sé que no volverías. Porque sé que volver supone ser de nuevo quienes fuimos. Y no es que sea imposible, es que no es recomendable.
Y si es o no es recomendable volver sólo tiene que ver con la cantidad de ausencia que uno es capaz de asumir en medio de la calma chicha de una sopa de letras y signos de puntuación como escarpias a eso de las doce y medía, cuando el sol canallesco enciende en Triana el cielo de mil bocas.



a que mola?????


La música corre por mi cuenta, hoy escuchábamos esto en el coche