martes, 15 de septiembre de 2009

IGUALDAD, UNIFORMIDAD

El curso pasado en Educación para la Ciudadanía (este año tendré de nuevo un grupo de estos, pero no de Historia de las Religiones, a cambio me dan la Ética de 4º [nuestra Filosofía de 3º de BUP] y salgo ganando) digo que en el curso pasado buscamos la diferencia entre Igualdad y Uniformidad idea que nos surgió cuando a un atribulado alumno se le ocurrió que eso de ser todos iguales era un rollo porque entonces todos pensaríamos lo mismo, y seríamos del mismo equipo, y no habría variedad. Sí, te parecerá gracioso pero la crítica más arraigada hacia el socialismo es precisamente ésta: hay quienes creen que cuando hablamos de igualdad hablamos de la indefinición del individuo frente al colectivo, de ahí que buscáramos la definición de Igualdad y llegáramos a la conclusión de que demandar igualdad es demandar igualdad de oportunidades, lo otro, lo que creía erróneamente entender el alumno es uniformidad; la indefinición, la masa, la corriente continua, el pensamiento único...algo muy lejos del socialismo, por otra parte.

Recuerdo esto ahora que ha vuelto a empezar el curso y leo en el diario gratuito del viajero de enfrente que en Madrid aumenta el número de centros públicos en donde se ha implantado un uniforme escolar, lo que considero un grave error. Entiendo, que aunque no definitivo, nuestra forma de vestirnos es también una forma de expresarnos con lo que uniformados se tiende a la indefinición. Los padres y las madres que aceptan los uniformes alegan que impiden, con ello, que los alumnos se discriminen unos a otros en función de su vestimenta, lo cual es una completa idiotez, puesto que si alguien discrimina a otro por su vestimenta es el discriminador quien tiene el problema. Las familias deberían, como los centros, educar en el respeto hacia los demás, en la igualdad, y no fomentar la uniformidad. Además, en el anual recuento de lo caro que nos sale educar a nuestros hijos el mayor gasto recae en el uniforme luego una forma de recortar gastos...

Ya sé, me vas a decir que la vestimenta no construye la personalidad de cada cual, cierto, lo que insiste en mi idea de que cada cual vista como le dé la gana puesto que no es un motivo de preocupación, o sí???







Recuerdas este capítulo???? Cómo se instaura un regimen parafascista en el colegio de Bart y Lisa tras la implantación del uniforme???? Cómo los chicos se van apagando en una completa indefinición y cómo ésta vuelve cuando el uniforme se desintegra en mil colores debido a la lluvia ácida de Springfield y a la péisma calidad de los tejidos????

2 comentarios:

Alfonso dijo...

A veces no hay que buscar 3 pies al gato, el uniforme en los colegios se está extendiendo simplemente porque es mucho más comodo para los padres (sobre todo de los más pequeños) y al final el dinero que gastan en él es el mismo o menos que gastarian en otro tipo de vestimenta para ir al cole.

Por otro lado podríamos profundizar un poco más y diría que aunque no se lleve un uniforme oficial los alumnos ya van uniformados la mayoría de ellos, es decir van todos disfrazados de los protagonistas de Fisica y Quimica o cualquier otra serie de ese estilo.

julio oliva dijo...

Pero Tucídides:"hay que elegir entre descansar [la comodidad] y ser libres"
exagero, por supuesto, y estoy de acuerdo en que hay uniformes no reglados como el que indicas, no soy comunista por llevar camisetas con el rostro del Che, sino porque leo y me informo y vuelvo a leer,y los chicos y chicas de colegios uniformados también leen y se informan y vuelven a leer, es mucho más peligroso el uniforme invisible del pensamiento único, de acuerdo, pero me reconocerás cierta tendencia a la indefinición en el uniforme....
no sé, nunca me han gustado, y además encarecen la vuelta al cole que no es cualquier cosa...